PONELVIDEO

Vídeos y noticias del mundo de los famosos

Kylie Jenner nunca renunció a Jordyn Woods: se veían a escondidas en su casa

La celebridad acaba de confesar que durante los últimos cuatro años ha seguido viendo a su antigua mejor amiga y compañera de piso a pesar de que estaba vetada por su familia después de que en 2019 besara al entonces novio de su hermana Khloé Kardashian

De todas las rupturas que se han documentado en el reality que protagonizan las hermanas Kardashian-Jenner, la de Kylie con su mejor amiga Jordyn Woods tiene que haber sido una de las más dolorosas e inesperadas. Los caminos de las dos jóvenes se cruzaron en 2012 gracias al actor Jaden Smith, que había acudido al mismo colegio que Kylie y conocía a Jordyn porque su padre era un antiguo amigo de su familia.

El hijo de Will Smith fue el encargado de presentarlas y entonces surgió una amistad muy estrecha que eventualmente les llevó a celebrar una ceremonia de compromiso en Perú. Nada cambió ni siquiera cuando Kylie dio a luz a su primer bebé con Travis Scott; ellas siguieron viviendo juntas y felices en la mansión de la empresaria, y Jordyn ayudaba a cuidar de la pequeña Stormi como una segunda madre.

Sin embargo, en 2019 salió a la luz que Jordyn había besado a Tristan Thompson, el novio de Khloé Kardashian, la hermana mayor de Kylie, cuando coincidieron en una fiesta. Ella entró automáticamente en la lista negra de la matriarca del clan por aquella traición y tuvo que hacer las maletas para buscarse un nuevo hogar. Kylie se vio en una posición muy incómoda, donde le tocó elegir entre su amiga y su hermana, y oficialmente se puso de parte de su familia. Sin embargo, nunca renunció a Jordyn del todo.

Lo acaba de confesar en una entrevista con otra amiga Jennifer Lawrence en la revista Interview, para poner en contexto las fotos que les sacaron los paparazzi el pasado verano y que causaron un gran revuelo porque apuntaban a que, tras cuatro años, Kylie por fin estaba lista para perdonar a su antigua 'bff'.

"Jordyn y yo siempre hemos estado en contacto a lo largo de los años y nos reuníamos en mi casa para ponernos al día y hablar de todo. Nunca cortamos del todo, y un día, naturalmente, dijimos que queríamos ir a comer sushi sin escondernos", ha asegurado ahora.

Antes de que ocurriera todo el escándalo con Tristan, la madre de Kylie -Kris Jenner- había empezado a preocuparse por el vínculo que unía a su hija y a Jordyn, porque a sus ojos no era del todo saludable. En retrospectiva, Kylie cree que tenía algo de razón.

"Hay una lección de aprendizaje en todo, y creo que de una manera extraña, todo sucede como se supone que tiene que suceder. Estábamos unidas por la cadera, y necesitábamos espacio para convertirnos en las personas que debíamos ser. Yo necesitaba esa independencia y esa confianza porque ella fue como mi manta de seguridad durante mucho tiempo", ha admitido.

Ponelvideo recomienda

You are in offline mode !